ESCLAVAS SEXUALES

“Para que no se vuelva a repetir hay que seguir hablando” es el mensaje que Kang Il-chul lleva mandando durante los últimos 70 años. Il-chul es una halmoni (할머니); una de las pocas que todavía viven en el museo House of Sharing, a una hora escasa de Seúl, en Gyeonggi-do. Su nombre es Kang Il-chul, pero a lo largo de su vida le han puesto muchos otros: abuela, comfort woman, chongsindae, jugun ianfu, mujer de Solaz… y sólo para algunos es una esclava sexual.

¿Pero quién es ella? Pues… sólo una más. Sólo una de las 46 mujeres coreanas que hoy todavía respiran y mantienen viva la llama de uno de los conflictos más longevos e históricamente sensibles entre Corea del Sur y Japón.

Resultado de imagen de HOUSE OF SHARING SEOUL

Anuncios

MONSANTO

SENTENCIA CONTRA MONSANTO

UNA “VICTORIA PARA LOS DERECHOS HUMANOS”

Dos relatores especiales* de las Naciones Unidas celebraron este miércoles el fallo de un tribunal de California que obliga a la empresa Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares a un jardinero estadounidense que padece cáncer terminal.

El pasado 10 de agosto la Corte Suprema de California declaró a la multinacional Monsanto como responsable del cáncer que padece el jardinero Dewayne Johnson, ya que la empresa no colocó una etiqueta en sus herbicidas advirtiendo que su uso continuado podría causar cáncer.

La sentencia se basa en los resultados de un estudio del año 2015 de la Organización Mundial de la Salud que considera al glisofato, un componente esencial del herbicida Roundup que usó Johnson, como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

“El fallo reconoce las posibles correlaciones entre el cáncer y los herbicidas de Monsanto que contienen glisofato, entre ellos el RoundUp, y la negligencia de la empresa de no informar a los usuarios sobre los riesgos de cáncer”.

Los relatores especiales consideraron la resolución como “un importante logro para los derechos humanos de las víctimas y  el reconocimiento de las responsabilidades de las empresas químicas”.

La resolución también indicó la existencia de documentos internos de Monsanto que demostraban que la empresa conocía los efectos cancerígenos del herbicida en las personas.

Los expertos lamentaron que la sentencia llega demasiado tarde para Johnson y destacaron que ninguna indemnización puede compensar por su vida.

Añadieron que la sentencia es importante pero no definitiva y que Monsanto presentará un recurso apelación.

*La relatora especial sobre el derecho a la alimentación, Hilal Elver, y el relator especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, Dainius Pūras.

Syngenta, Dow, Dupont, Bayer, Basf, entre otras

“Se busca a los violadores de la tierra, a los envenenadores del agua y a los ladrones del aire.”
Si la naturaleza no puede hablar, nosotros seremos su voz !!!
Eduardo Galeano

La Marcha contra Monsanto en Uruguay será el próximo 27 de mayo. Foto: Coordinación contra Monsanto y el Agronegocio

Primera entrada del blog

Las marchas mundiales contra Monsanto han congregado durante los últimos años a más de 40 países y 400 ciudades en todo el mundo, siendo parte de diversas manifestaciones de organizaciones sociales, campesinas e indígenas para denunciar la política agresiva y expansionista de la transnacional estadounidense, poniendo en serio riesgo la autonomía alimentaria y los cultivos tradicionales.

Monsanto es reconocida por su fuerte lobby a nivel internacional para lograr que los distintos gobiernos aprueben leyes y tratados de libre comercio que favorezcan la ampliación de mercados para sus productos. Y si bien en Chile durante el primer gobierno de Bachelet fue ingresado un proyecto al Congreso que buscaba regular los derechos sobre obtentores vegetales (ley N° 19.342), conocida como la Ley Monsanto, ésta misma fue “bajada” en el segundo periodo, debido a las presiones sociales y campesinas que luchan por impedir la privatización de las semillas.

“La Ley Monsanto está archivada actualmente en el Ministerio de Agricultura, pero constituye un peligro latente, ya que podría activarse en cualquier momento debido a la presión de la agroindustria”, dice Patricia Núñez, vocera del Colectivo Ecológico de Acción, quien ha expuesto en las comisiones de ambas cámaras para dar a conocer el riesgo de la entrada en vigencia de una ley que concentra la propiedad de las semillas en empresas transnacionales.

La defensora de las semillas agrega que la principal amenaza hoy en día es la eventual reactivación del TPP, donde Chile está teniendo un rol activo en convocar a los otros miembros, ya que un tratado de estas características exige a nuestro país ratificar el Convenio UPOV 91, que es la versión internacional de la Ley Monsanto de privatización (propiedad intelectual) de la semilla.

Las experiencias de los países donde la Ley Monsanto ha entrado en vigencia, como es el caso de Colombia (Ley 970), ha sido nefasta, ya que a través del TLC con EEUU se impide a los campesinos almacenar semillas y permite solo la compra de semillas “certificadas”, debiendo ser eliminado lo que queda de la producción por prohibirse su uso. Esto ha afectado irreversiblemente la economía y sobrevivencia de los pequeños agricultores.

Chile Mejor Sin TPP convoca a 5ta Marcha Mundial contra Monsanto